GUION DOMINGO DE RAMOS EN LA PASION DEL SEÑOR – CICLO A

DOMINGO 17 DE MARZO DE 2011 

INTRODUCCION AFUERA

Con la celebración de este día denominado “Domingo de Ramos en la Pasión del Señor”, la Iglesia da inicio a esta semana que llamamos Santa; “El domingo de Ramos nos hace revivir la entrada de Jesús en Jerusalén cuando se acercaba la celebración de la Pascua. Esta celebración de hoy comienza en el exterior del templo, desde donde nos encaminaremos con los ramos bendecidos y en alto, hacia el interior del mismo. Este signo manifiesta nuestra condición de Iglesia, de Pueblo de Dios, de Comunidad, que junto y en comunión con el ministro sagrado, vamos hacia la Vida verdadera de la eternidad.

Dispongámonos a participar de tal manera, que  Jesús, muerto y resucitado, reine definitivamente en nuestros corazones, en nuestras vidas y en nuestras cosas.

SALUDO DEL CELEBRANTE

MONICIÓN DEL CELEBRANTE 

 

BENDICIÓN DE LOS RAMOS: 

Aún a pesar de nuestros pecados, Cristo quiere bendecir nuestras vidas.

Levantemos nuestros ramos, bien alto, como signo de amor a Jesús, que triunfa sobre nuestros pecados, sobre nuestros egoísmos y sobre la misma muerte.

ORACIÓN DEL CELEBRANTE 

ROCÍO DE LOS RAMOS EN SILENCIO

 

EVANGELIO: (Lc 19, 28-40)        

Después de la Bendición de Ramos, en el exterior del templo

Escuchemos ahora, en el Santo Evangelio, el relato de la entrada de Jesús en Jerusalén. Es el Mesías, que nos trae la salvación, muriendo y resucitando por nosotros. Por eso entra con sencillez, porque Él no viene a dominar, Él viene a servir.

EL CELEBRANTE INVITA A COMENZAR LA PROCESIÓN

 

 

 

ENTRADA EN EL TEMPLO

ORACIÓN COLECTA

MONICIONES A LAS LECTURAS

 

1ª. LECTURA:          (Is 50, 4-7)   

El Profeta nos habla de un hombre que es totalmente fiel al Señor; que en medio de los sufrimientos mantiene la esperanza en Dios. Es el anuncio de lo que vivió Jesús.

 

SALMO RESP.:    (21, 8-9. 17-18a. 19-20. 23-24)  

2ª. LECTURA:          (Flp 2, 6-11)  

El camino seguido por Jesús para darnos vida, fue rebajarse haciéndose como el más culpable, para que de su muerte saliera la vida.

 

EVANGELIO:             (Mt 26, 3-5. 14–27,66)

Escuchemos ahora el relato de la Pasión de Jesús, de la que nace nuestra vida.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES:

 

A cada una de las intenciones responderemos: ” PADRE, ESCUCHA NUESTRA ORACIÓN”

      Padre de bondad, te pedimos por la Santa Iglesia, para que viva siempre con la mirada puesta en Cristo, aprendiendo en su cruz, a ser donación para todos los hombres, y para que en su mensaje lo reconozcamos a Él, nuestro Rey y Señor, que en ella vive y actúa, OREMOS

      Padre justo, te pedimos por nuestra querida Patria, para que la sangre derramada por Jesús nos reconcilie a todos los que la habitamos, y nos dispongamos, desde nuestra realidad, a construir una nación fraterna, solidaria y laboriosa, desde los valores del Evangelio, OREMOS

      por los jóvenes, en el día mundial de la Jornada de la juventud, para que sepan responder con generosidad a la llamada del Señor. OREMOS

      Padre misericordioso, te pedimos por los pobres, los abandonados, los desesperanzados, los que sufren en sus cuerpos o en sus espíritus, y todos los que participan, con sus sufrimientos, de la cruz de Cristo, para que encuentren fuerza en la pasión del Señor., OREMOS

      Dios de todo consuelo, te pedimos por toda nuestra comunidad, para que viviendo de tal modo estos días santos, uniéndonos más plenamente a la Pasión del Señor, seamos testigos de que Cristo ha muerto, pero de que Cristo ha resucitado y vive por nosotros y así nuestras vidas serán la mejor proclamación de la Buena Nueva de su resurrección, OREMOS

 

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS:

Llevamos hasta el altar pan y vino, y  ofrendamos también nuestro propósito de fidelidad a Cristo que lo  hemos proclamado hoy como Rey y Señor.

COMUNIÓN:

Este camino de la cruz por el que peregrinamos, es el único que nos puede llevar al Cielo. Recorrámoslo proclamando a Jesús como único Rey y Señor, y alimentándonos de su Cuerpo y Sangre para fortalecernos en este caminar.

 

DESPEDIDA:

Terminemos esta celebración recordando la importancia de nuestra participación en cada una de las celebraciones litúrgicas de esta Semana Santa que comenzamos a recorrer. Acompañemos a Cristo en su Pasión y vivamos plenamente su resurrección en la celebración de la Vigilia Pascual.

 

 

ORACION DE MEDITACION

ERES TÚ, SEÑOR, QUE ENTRAS

A lomo de un asno, humildemente

y sin más pretensión que cumplir

la voluntad de Aquel que te sostiene.

Para celebrar tu pasión, muerte y resurrección

y, sufrir, llorar y morir

para que no lo hagamos por siempre nosotros

ERES TÚ, SEÑOR, QUE ENTRAS

Rodeado de música y de salmos

con palmas en las manos, vítores y aclamaciones

Porque, tus horas tristes, aunque sean grandes

hoy son anunciadas y publicadas de esta manera:

Siervo, entre los siervos

Pobre, entre los más pobres

Obediente, hasta la muerte

Dócil, en el camino hacia el madero

Fuerte, ante la debilidad de los que te rodean

ERES TÚ, SEÑOR, QUE ENTRAS

Sales al escenario de la Jerusalén

La ciudad que hoy te aclama

y, la urbe, que mañana te dará la espalda

La ciudad que hoy te bendice

y, el bullicio que mañana gritará: ¡crucifícale!

Avanzas por esa ciudad, Jerusalén,

que son las calles por las que nosotros caminamos:

encrucijadas de falsedades y de engaños

de verdades a medias que son grandes mentiras

de amistades y de traiciones

de fidelidades y de deserciones

de amigos que compran y se venden

ERES TÚ, SEÑOR, QUE ENTRAS

Porque sabes que, para ganar,

hay que saber perder

Porque con tu entrada triunfal en Jerusalén

nos invitas a dejarnos enterrar

para que en un amanecer despertemos a la eternidad

Porque, al ascender por nuestras calles

nos muestras que, en la cruz que te espera,

se encuentran multitud de respuestas

ante tantos interrogantes del hombre.

 

 

Comentarios cerrados.