Santa María Goretti – Historia

Santa María Goretti

Santa María Goretti

Santa María Goretti (nació en Corinaldo, 16 de octubre de 1890 – murió asesinada en Nettuno, 6 de julio de 1902), laica y mártir italiana.

Sus años de infancia

María Goretti, cuyo verdadero nombre era María Teresa Goretti, y apodada Marietta, nació en el pueblo de Corinaldo, en la provincia de Ancona. Hija de Luigi Goretti y Assunta Carlini, fue la segunda de seis hermanos. La familia se mudó a Nettuno, a trabajar como temporeros en la hacienda Le Ferriere del conde Giacomo Mazzoleni.

De acuerdo con los testimonios de su familia y la gente que la conoció, la joven María tomó muy a pecho su posición como la segunda hija y trataba de trabajar duro para obtener dinero y darle un buen pasar a sus hermanos y a su madre viuda. También era muy religiosa, refugiándose en la fe como una manera de mantenerse firme, pese a la dura situación económica por la cual pasaba su familia. Finalmente, a pesar de ser analfabeta, María soñaba con poder instruirse, y poseía una notable inteligencia que se demostró cuando se aprendió de oídas el Catecismo Cristiano para poder preparar su Primera Comunión no obstante su falta de educación formal. En 1901 recibió la Primera Comunión en la iglesia de Conca, hoy conocida como Borgo Montello.

Su asesinato

En Nettuno, los Goretti vivieron en una antigua bodega lechera, compartida con otra familia: los Serenelli. Y fue allí donde la joven Marietta, de tan sólo doce años, conoció a quien sería su asesino: un muchacho siete años mayor llamado Alessandro Serenelli (1882-1970). Ella había atraído su atención por ser una chica muy bonita y que se veía mayor de lo que realmente era; entonces, Alessandro empezó a hacerle diversos tipos de insinuaciones subidas de tono que iban desde las bromas de mal gusto a los insultos, las cuales María rechazó repetidas veces pero no reveló a su madre por vergüenza y temor.

En julio de 1902, mientras la familia de María y el padre de Alessandro trabajaban cosechando vegetales, la niña se quedó en casa cosiendo ropa y cuidando de su hermanita de dos años, Teresa. Alessandro, que se había cansado de los rechazos de María, la sorprendió y la intentó violar, pero María le opuso resistencia y trató de hacerlo razonar, mencionando entre otras cosas que intentar violarla era un pecado y que ella no quería que Alessandro se condenase.

Alessandro se escontroló por completo, apuñalando a María once veces con un punzón para picar hielo; cuando vio a la malherida María tratando de arrastrarse hacia la puerta para pedir ayuda, la acuchilló tres veces más y huyó. María quedó entonces definitivamente herida de muerte. A ese paso, Teresa se despertó de su siesta y empezó a llorar al ver lo que le había pasado a su hermana; los gritos de la pequeña atrayeron a los demás.

Su muerte y canonización

María fue llevada al Hospital de Nettuno; allí, tras infructuosas y dolorosas operaciones, recibió los últimos sacramentos de parte del párroco del hospital, el Padre Temístocles Signori. En su lecho de muerte, entre otras cosas, María perdonó a su asesino; cuando le preguntaron si lo perdonaba, ella respondió que sí, y añadió que quería que Alessandro estuviera con ella en el Paraíso. Finalmente, María murió el 6 de julio de 1902, a la edad de doce años.

Fue beatificada en 1947, en presencia de su propia madre y de su asesino, ambos reconciliados; y canonizada por el Papa Pío XII en 1950. La Iglesia conmemora su fiesta todos los años el día de su muerte, 6 de julio.